Los repelentes de mosquitos de Pranarôm

repelente mosquitos pranarom

Sufro muchísimo con las picaduras de mosquito. Creo que ya os lo he contado alguna vez en este blog de salud… De hecho, en verano, una de las preguntas más frecuentes cuando voy con vestido, falda o pantalón corto es: “¿¡Esto son picaduras de mosquito!?“.

Lo cierto es que a estos insectos les he gustado desde siempre. Ya de pequeña recuerdo que, en verano, no podía ir a ningún sitio sin repelente de mosquitos y aun así, no conseguía librarme de los molestos habones. De hecho, era precisamente el repelente lo primero que mis padres se aseguraban de ponerme en cantidades industriales en la mochila de las colonias y, en casa, no ganábamos para difusores antimosquitos y velas de citronela  😉 .

A pesar de la hinchazón y el enrojecimiento, lo que peor llevaba (y llevo) de las picaduras era el picor. El problema de pequeña era que, por mucho que me dijeran “no te rasques“, no hacía caso, así que acababa con unas heridas por rascado importantes. De mayor, intento controlarme todo lo que puedo, pero por la noche, mientras duermo, ya es otra cosa…

Además, por poco que me rasque, siempre acabo irritando la piel y me salen costras. Esto hace que me queden marcas en la piel que no consigo que desaparezcan, a veces, hasta Navidades. Os puedo sonar exagerado, pero os aseguro que es así.

Todo ello me ha hecho probar todo tipo de repelentes de mosquitos y productos para calmar la picazón. Desde soluciones específicas de venta en farmacia y prescritas previamente por mi dermatólogo, hasta el último remedio natural antimosquitos que descubría.

Sin embargo, lo cierto es que estos últimos años he vivido el tema de las picaduras con bastante resignación. Asumí que era de aquellas personas por las que estos molestos bichitos tienen especial predilección y tampoco hacía mucho para evitarlo. Eso sí, tenerme a mí al lado es el mejor antimosquitos para los demás. Es decir, si estamos juntos en una misma habitación, podéis estar tranquilos, porque seguro que me picarán a mí 😉 .

También tengo que decir que no siempre he tenido experiencias satisfactorias con los repelentes para mosquitos. Sí que algunos me han resultado muy efectivos e imprescindibles en muchos momentos. De hecho, los repelentes están recomendados sobre todo en personas que reaccionan de forma intensa a las picaduras o a quienes viajan a zonas donde los insectos pueden transmitir enfermedades (malaria, dengue… y ahora también el Zika). En mi caso, por tanto, debería protegerme por ambas razones.

La cuestión es que la aplicación de estos productos puede ser, a veces, muy engorrosa. Ya sea porque la textura no es muy agradable, por el fuerte olor, por la irritación que pueden producir en la piel o porque manchan la ropa. Respecto a los sprays mata mosquitos más comunes, un poco lo mismo. Sobre todo por el aroma, que suele ser muy intenso.

Este agosto, sin embargo, he tenido la oportunidad de probar los productos de la gama Aromapic de Pranarôm y debo decir que han hecho que me reconcilie con los repelentes para mosquitos. Se trata de remedios naturales frente a los insectos que, como todos los productos de la marca Pranarôm, basan su eficacia en la aromaterapia. Es decir, en el uso de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas en pro de nuestro bienestar y nuestra salud.

repelente mosquitos pranarom

El primero que probé fue su Spray Antimosquitos Bio atmósfera y tejidos. Se trata de un spray que se puede pulverizar en el aire o sobre los tejidos (sábanas, cortinas, mosquiteras, etc.) para mantener alejados a los insectos que producen picaduras. Entre ellos, los mosquitos europeos y tropicales (aedes aegypti, culex pipiens, anopheles gambiae) y también las avispas y abejas.

Lo cierto es que me ha gustado mucho y puedo decir que, los días que lo pulverizaba en mi habitación, no oía constantemente los molestos zumbidos de los mosquitos y, lo mejor, me levantaba sin picaduras nuevas.

Además, a diferencia de la mayoría de los spray repelentes de insectos, este de Pranarôm está elaborado con ingredientes naturales como son los aceites esenciales de citronela, geranio, lavanda, eucalipto azul y Citriodol, conocidos por sus propiedades repelentes.

Para mí, el único ‘pero’ es que, aunque el olor es agradable, puede resultar un poco intenso para algunas personas. Por ello, como este spray tiene una eficacia de 7 horas, os recomiendo pulverizarlo al menos una o dos horas antes de iros a dormir o permanecer en la habitación donde lo hayáis utilizado.

Personalmente, lo he probado tanto en la habitación como directamente en las sábanas. En el caso de utilizarlo para la atmósfera, debéis pulverizar el spray durante 8 segundos aproximadamente. Tiene una pulverización muy fina, lo que le permite garantizar su presencia directamente en el ambiente y maximizar su eficacia. En caso de aplicarlo sobre los tejidos, hay que pulverizar el spray a 20 cm. Antes, no obstante, haced una prueba en una zona escondida de la tela para comprobar que no la manche ni la estropee.

Este antimosquitos natural se puede utilizar en espacios con niños menores de 1 año, durante el embarazo y la lactancia. Eso sí, se debe pulverizar el spray en su ausencia y mínimo 30 minutos antes de que entren en la habitación.

repelente mosquitos pranarom

repelente mosquitos pranarom

El segundo producto de la gama Aromapic de Pranarôm que he podido probar es su Roll-on Citronela Plus Bio, una leche corporal en formato roll-on de muy fácil aplicación elaborada también con aceites esenciales de reconocido poder antiinsecto.

Lo que más me ha gustado de este producto es precisamente su aplicación en roll-on, que hace muy sencillo su uso, así como su agradable textura (nada grasa ni pegajosa) y su práctico envase, ya que permite llevarlo a todas partes. Para mí, el antimosquitos más agradable de utilizar de todos los que he probado hasta la fecha .

Sus puntos débiles, si tengo que decir alguno, es que el olor puede resultar un poco fuerte, cuando se aplica en el tronco superior (sobre todo, justo después de la aplicación) y que al contener ingredientes como el critronellol y el geraniol, puede causar fotosensibilización. Es decir, podría producirse alguna reacción en la piel si nos exponemos directamente al sol tras aplicar el producto. Por ello, lo he utilizado siempre de noche o bajo las partes del cuerpo que quedaban cubiertas por la ropa, durante el día.

En el caso de los adultos y los niños a partir de 7 años, se puede aplicar sobre todas las zonas corporales expuestas (incluidas la frente y el cuello) cada 7 horas. Para los pequeños de 30 meses a 6 años, en cambio, tan solo puede utilizarse en brazos y piernas 1 o 2 veces por día; mientras que las mujeres embarazadas (a partir del cuarto mes de gestación) y lactantes, pueden aplicarlo máximo una vez por la mañana y otra por la noche. Así pues, no puede usarse en niños de menos de 30 meses ni durante los tres primeros meses de embarazo.

repelente mosquitos pranarom

repelente mosquitos pranarom

repelente mosquitos pranarom

El tercer y último producto de la gamma Aromapic de Pranarôm es su gel calmante Roll-on Picaduras Bio. Este es el producto que más me ha entusiasmado de los tres. Se trata de un gel no graso y sin alcohol, también de aplicación roll-on, que alivia inmediatamente el picor de la piel. Todo ello gracias a una combinación de aceites esenciales de propiedades apaciguantes y calmantes entre los que destacan el espliego macho, la manzanilla romana, el katrafay, la menta de campo y la hierba lombriguera, así como el aceite vegetal de caléndula.

Realmente alivia mucho el picor y lo mejor, para mí, es que no pica nada, incluso cuando lo aplicas en picaduras que ya te has rascado y, por tanto, la piel está irritada. Lo cierto es que calma muchísimo.

Lo pueden utilizar adultos y niños a partir de 1 año y la recomendación es de una aplicación local unas tres o cuatro veces al día. El efecto calmante dura bastante, por lo que tampoco sientes la necesidad de reaplicarlo más veces.

repelente mosquitos pranarom

repelente mosquitos pranarom

Por todas estas razones, me han gustado mucho los repelentes naturales para mosquitos de Pranarôm y los seguiré utilizando durante estas próximas semanas en las que ni el calor ni los mosquitos parecen querer irse. Siendo sincera, durante la segunda quincena de agosto (cuando he estado probándolos), he sufrido menos picaduras y como os decía, no oía ni notaba tanto la presencia de mosquitos en la habitación. Así que, personalmente, os recomiendo probarlos si, como yo, estabais un poco desencantados con los repelentes de mosquitos que habíais utilizado hasta ahora.

Lo que sí me gustaría decir es que, en ciertos casos, sobre todo si vivís o viajáis a zonas en las que los insectos pueden transmitir enfermedades graves, es muy importante que consultéis antes a vuestro médico o farmacéuticos sobre los repelentes que debéis utilizar y cuáles os resultaran eficaces en cada lugar.

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies