Suelo pélvico y embarazo: cómo protegerlo

suelo pelvico embarazo

Al quedarme embarazada, una de las dudas que tuve fue si era recomendable seguir haciendo ejercicios para el suelo pélvico. Había oído opiniones muy contradictorias. Desde ginecólogos que decían que no lo veían ningún beneficio durante esta etapa (sí en el posparto), hasta matronas que aconsejaban hacer al menos 100 contracciones y relajaciones musculares al día, divididas en 10 momentos distintos.

Como ya os conté en anteriores posts sobre el suelo pélvico de este blog de salud, Sanitum, la primera vez que oí hablar de la importancia de tonificar esta parte del cuerpo fue en mis clases de pilates.

Entonces me explicaron que se trata del conjunto de músculos y tejido conjuntivo que cierran la cavidad pélvica por su parte inferior – abarcan la zona que va desde el hueso púbico al cóccix – y que se encargan de ‘sostener’ nuestros órganos internos. En ese sentido, se podría decir que tienen la función de aguantar el peso permanente de la vagina, el recto, el útero, la vejiga y la uretra, que a a su vez soportan el peso de todo el aparato digestivo.

Lo cierto es que durante todo el embarazo me he mantenido muy activa. Solamente he ido adaptando mi rutina de ejercicios a mi nueva condición y a las necesidades y precauciones que conviene tener en cuenta en cada trimestre.

Por ello, empecé con el pilates prenatal desde muy pronto, alrededor de la semana 12, y ha sido justamente gracias a estas clases que he aprendido a ejercitar el suelo pélvico durante el embarazo y a tratar de seguir una rutina diaria con el objetivo de protegerlo lo máximo posible. Además, según nos explicaron en las clases preparto, unos de los beneficios de los ejercicios de Kegel en el embarazo es que acortaría y facilitaría el parto – concretamente, el momento del expulsivo –  contribuiría a un más rápida recuperación en caso de episiotomía o hemorroides y ayudaría a tener una mejor posparto.

Asimismo, no hay que olvidar que mantener un suelo pélvico tonificado previene las pérdidas de orina, los prolapsos y la incontinencia fecal, reduce el malestar durante los exámenes pélvicos, proporciona un mayor placer en los encuentros sexuales y podría mejorar el control de la vejiga y el rendimiento sexual en el hombre. Sí, ellos también deberían trabajarlo.

Pero para poder aclarar todas las dudas sobre este tema, hemos consultado nuevamente a Marina Gras, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, pilates y maternidad en KOA Center.

En primer lugar, es importante conocer cómo afecta el embarazo al suelo pélvico. En ese sentido, Marina nos cuenta que “la gestación afecta el tono muscular perineal haciendo que músculos y ligamentos se vuelvan más blandos y con menos capacidad de soporte y, a la vez, afecta la excitabilidad de estos músculos disminuyendo su capacidad de contracción y reacción. A todo ello, hay que sumarle un aumento de la carga de trabajo, ya que que no sólo tiene que hacer de soporte de las visceras pélvicas, sinó que también irá soportando el peso del bebé”.

suelo pelvico embarazo

Una de las razones de este debilitamiento inevitable del suelo pélvico en el embarazo se debe “al aumento hormonal de estrógenos y progesterona, por lo que este se verá especialmente afectado sin que nosotras podamos hacer nada”. No obstante, hay otros factores que pueden perjudicarlo y que sí podemos tratar de prevenir o evitar. Entre ellos, “un aumento excesivo de peso durante este embarazo, una práctica deportiva intensa que conlleve salto y carrera, así como el estreñimiento”. Asimismo, no hay que “llevar cargas pesadas ni apretar a la hora de defecar o de hacer pipí”.

Paralelamente, “podemos fortalecer un poco nuestro suelo pélvico durante el embarazo empezando a realizar los conocidos como ejercicios de kegel (contracciones y relajaciones de la musculatura del periné), así como con la ayuda de bolas chinas y vibradores”. 

Se puede empezar a adquirir esta rutina en cualquier etapa de la gestación, aunque es recomendable consultarlo siempre con nuestro médico o un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.

En ese sentido, también hay que tener en cuenta que, a pesar de que “todas podemos realizar los ejercicios de Kegel por nosotras misas, para poder hacerlos hay que asegurarse que sabemos localizarlos y activarlos correctamente sin compensar con otra musculatura como sería la de los glúteos o el interior de las piernas. También debemos de ser conscientes de saber relajar esa musculatura y no empujar al realizar el ejercicio, ya que sería todo lo contrario a lo que queremos conseguir con la contracción”.

Para ello, “la auto palpación nos será de gran ayuda mientras contraemos la musculatura. No obstante, si no estamos seguras de lo que estamos haciendo y queremos asegurarnos de que estamos realizando un buen trabajo, lo mejor es contactar con un profesional especializado en el ámbito como lo son los fisioterapeutas”. 

Si a pesar de tonificar el suelo pélvico, estáis teniendo pérdidas de orina en el embarazo, no os desaniméis ni os preocupéis en exceso. No significa necesariamente que tengáis un bajo tono muscular, sino que esta musculatura “está perdiendo sus capacidades debido a los cambios hormonales”.

Esperamos que este post os haya ayudado a esclarecer algunas de las principales dudas sobre suelo pélvico y embarazo. Próximamente volveremos a contar con Marina para hablar sobre otro gran tema fundamental para el bienestar de la mujer: cómo recuperar el suelo pélvico después del parto. Mientras tanto, no dudéis en dejarnos cualquier consulta a través de los comentarios.

 

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies