La nueva pasta sin gluten de Barilla

opinion pasta sin gluten barilla

La pasta siempre ha sido uno de mis platos preferidos. Antes la tomaba de todo tipo y de todas las formas posibles. Lo cierto es que me solucionaba muchas comidas, sobre todo si tenía prisa o no me apetecía mucho cocinar, ya que es un plato rápido y fácil de preparar y que puedes combinarlo con todo. Sin embargo, como ya os he contado alguna vez, después de tener a mi hija empecé a sufrir algunos problemas digestivos. Visité a un digestólogo y a un nutricionista y, tras muchas exploraciones y pruebas, tuve que empezar a cambiar algunos hábitos para poder ganar en salud y sentirme mejor.

Uno de los cambios que me pautaron fue comenzar una dieta sin gluten, ya que me diagnosticaron sensibilidad al gluten, una patología que tiene como síntomas las molestias gastrointestinales (principalmente, dolor o hinchazón abdominal y/o diarrea), así como el cansancio, la dificultad para concentrarse y los dolores musculares o articulares. En mi caso, lo que experimentaba era sobre todo una hinchazón abdominal exagerada y muy molesta.

La cuestión es que se trata de un trastorno cuyo único tratamiento consiste en comer alimentos sin gluten. Solo así se consigue experimentar una mejoría. Así pues, comencé con la ayuda de mi nutricionista a seguir una dieta libre de gluten y lo cierto es que, al poco tiempo, desaparecieron las molestias y empecé a sentirme mucho mejor.

El problema es que, volviendo al tema de la pasta, tuve que hacer muchas renuncias y acostumbrarme a leer la lista de ingredientes de todos los productos antes de añadirlos a la cesta de la compra. Tenía que evitar todo aquello que incluyera trigo, cebada, centeno, espelta, triticale y preferiblemente avena, ya que el gluten es una proteína que se encuentra en estos cereales combinada con almidón.

Por suerte, en los últimos años ha crecido mucho la oferta de alimentos libres de gluten y las personas celíacas o con sensibilidad a esta proteína tenemos muchas más opciones. No obstante, el gluten es el responsable de la elasticidad de la masa de harina (es lo que confiere esa consistencia elástica y esponjosa a los panes y los alimentos elaborados con sémola de cereales) y su ausencia hace que, en ciertos casos, los productos sin gluten no sean tan apetecibles, sobre todo por lo que respecta a la textura.

Al principio, en mi nueva vida libre gluten, intenté encontrar alternativas ‘sin’ a todos aquellos alimentos con gluten que normalmente comíamos en casa. Entre ellos, la pasta. Esto hizo que probara muchas marcas y tipos de pasta distintos para conseguir dar con la que más se asemejara en sabor y consistencia a la pasta tradicional a base de sémola de trigo.

Pues bien, la verdad es que mí búsqueda fue un auténtico fiasco. Todas las pastas sin gluten que probé quedaban muy pegajosas y se rompían con mucha facilidad. Respecto al sabor, tampoco me convencían, así que acabé renunciando a la pasta, muy a mi pesar.

No obstante, hace unas semanas tuve la oportunidad de probar las propuestas gluten free de la marca italiana Barilla y cuál fue mi sorpresa al descubrir que no solo están tan buenas como las normales, sino que tienen una consistencia estupenda. Es decir, las puedes cocinar al dente y no se rompen ni se pegan.

opinion pasta sin gluten barilla

Por ahora, la marca solo ha lanzado la versión libre de gluten en sus dos variedades más populares, Spaguetti Nº5 y Penne Rigate. Ambas conservan la calidad de la gamma clásica, pero sustituyen la sémola de trigo por una receta única de Barilla compuesta mayoritariamente por maíz blanco (lo que les confiere un sabor delicado, un color natural y un bajo contenido en almidón), maíz amarillo y una baja proporción de arroz sin almidón.

Asimismo, estas dos nuevas referencias de pasta sin gluten de Barilla están certificadas con el Sistema de Licencia Europeo ‘ELS’ que legitima la ausencia de gluten y demuestra su implicación con el colectivo celíaco. También garantiza unos niveles de gluten inferiores a 20 ppm (mg/kg), ofreciendo un estándar mayor de calidad y seguridad para las personas celiacas, además de una mayor integración a sus rutinas alimentarias.

De verdad que os recomiendo mucho tanto los espaguetis como los macarrones a todos los celíacos o intolerantes al gluten como yo que queráis seguir disfrutando del sabor de la pasta. Creedme que valen la pena.

You may also like...

4 Responses

  1. Natàlia dice:

    Hola Rosa,
    Me encanta tu blog. Mirando este post sobre la pasta, me gustaría que me avisaras si algún dia escribieras un post sobre las harinas integrales. Cuando quiero comprar pasta integral, hay marcas que ponen integral en su envase pero realmente no lo son, es trigo duro o rico en fibra… Y si finalmente encuentras que sea integral tiene que ser ecológico, y acompañado de ecológico has de pagar más.
    Gracias por tus artículos.
    Natàia

    • Rosa Lecina dice:

      ¡Hola Natàlia! Muchas gracias por tu comentario y por leernos. Tomamos nota y preparamos post sobre las harinas integrales 😉

  2. Nora dice:

    Natalia y cómo cocinas la pasta sin glutén, las dos veces que la hemos comprado, termina siendo una mazamorra incomible? Que consejos nos puedes dar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies