Mi hijo no come, ¿qué hago?

recetas-divertidas-ninos-Sanitum

Es habitual que los niños tengan fases en las que sean malcomedores. Es un tema desesperante y los primeros síntomas son que quieran comer poca variedad y poca cantidad de alimentos con raciones pequeñas y siempre el mismo tipo de alimentos.

También se produce un rechazo a probar alimentos nuevos, en algunos casos verduras y frutas, mientras que los lácteos suelen ser los únicos aceptados.

El sabor del alimento, el olor, el color, la textura o la forma de cocción pueden ser la causa del rechazo. Conocerlo nos va a permitir intervenir y trabajar mejor sobre el problema.

¿Qué hacer en estos casos? La educación en la alimentación del niño malcomedor requiere mucha perseverancia y paciencia y puede resultar en un largo proceso que se consolide tras pequeños logros mantenidos. Hay que asumir que se precisará un tiempo de aprendizaje y, en el caso que exista un aporte nutricional deficitario, será un muy buen recurso utilizar un suplemento alimenticio.

Así, se aseguran los aportes nutricionales mientras se está educando en la alimentación, teniendo en cuenta que es un proceso largo y progresivo.

A destacar que un suplemento alimenticio permite de este modo que los padres estén más tranquilos y puedan ejercer mucho mejor una correcta educación alimentaria-nutricional.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR