Falsos mitos sobre el dolor de cabeza

falsos mitos dolor de cabeza

Recientemente hablamos en este blog de salud, Sanitum, sobre el dolor de cabeza y las principales diferencias entre las cefaleas tensionales (las más comunes y que, quien más quien menos, solemos experimentar todos alguna vez) y la migraña.

En este post, queremos retomar el tema, centrándonos en algunos falsos mitos que circulan alrededor de esta dolencia.

 

“El dolor de cabeza es siempre una señal de alarma”. Muchas personas temen que las cefaleas sean el indicio de algo grave, como puede ser un tumor o un accidente cerebrovascular. Si bien es cierto que el dolor de cabeza puede estar causado por alguna lesión o enfermedad (cerebral o no) – lo que los especialistas conocen como cefaleas secundarias – estas representan aproximadamente un 10% de los casos. Además, pueden ser consecuencia de eventos que no revisten gravedad, como una fiebre alta o un efecto secundario a un medicamento.

No obstante, cuando el dolor de cabeza se produce de forma brusca y alcanza la máxima intensidad en cuestión de segundos o pocos minutos (es lo que se conoce como cefalea en trueno), hay que acudir a urgencias sin dilación.

  

“Un dolor de cabeza no es motivo para acudir al médico”. Según datos de la Sociedad Española de Neurología, en el caso de la migraña, al menos un 25% de los pacientes no han consultado anteriormente su dolencia con el médico y podrían existir más de un 40% de pacientes sin diagnosticar. Pero las cefaleas no solo están infradiagnosticadas, sino también infratratadas. De hecho, se estima que alrededor de un 70% de los pacientes que llegan nuevos a la consulta de neurología carecen de tratamiento preventivo y nunca han utilizado triptanes, principal tratamiento para los tipos de cefalea más frecuentes.

Por este motivo, hay que insistir en la importancia de acudir al médico de atención primaria o al neurólogo, cuando se sufran  dolores de cabeza de forma periódica, una o varias veces al mes, con una duración que puede ir de horas a días y que incapacitan de algún modo. También, quienes tengan crisis de migraña frecuentes a lo largo del mes y, por tanto, su cefalea no está controlada con el tratamiento preventivo adecuado.

 

“Un estilo de vida saludable evita las migrañas”. Si bien es cierto que modificar ciertos hábitos (una mejor gestión del estrés, una buena rutina de sueño, la práctica de ejercicio físico, etc.) puede ayudar a prevenir las migrañas, hay factores desencadenantes como el ciclo menstrual o de tipo climático que no se pueden controlar.

 

“Hay dietas específicas para prevenir las migraña”. Ninguna dieta se ha evaluado correctamente en pacientes con cefaleas, por lo que no están recomendadas. Por ello, no hay ningún alimento prohibido en la migraña excepto si la persona constata que cada vez que lo toma tiene un ataque de migraña en menos de tres horas, lo cual es una situación excepcional.

 

“Las terapias alternativas son eficaces contra la cefalea”. Solo ciertas terapias han demostrado tener algún efecto positivo sobre el dolor de cabeza de tipo tensional o la migraña.

Concretamente, el bio-feedback y la terapia cognitiva conductual. La primera es una técnica que permite conocer cómo el cuerpo responde a diversos eventos para poder controlarlo y modificar las funciones alteradas y es eficaz en las cefaleas y el estrés, su principal desencadenante. La segunda, en cambio, permite tomar consciencia de cómo los pensamientos y sentimientos influyen en la conducta, y viceversa, para cambiarlos. Es eficaz al conseguir reducir el estrés.

Asimismo, también la fisioterapia permite aliviar la tensión o la contracción de los músculos de hombros, cuello y cabeza, mientras que la reeducación postural puede ser beneficiosa para prevenir nuevos episodios de cefaleas tensionales.

Por su parte, diferentes investigaciones clínicas sugieren que la acupuntura podría ser beneficiosa a la hora de prevenir y aliviar los dolores más comunes, entre ellos, el de cabeza.

Respecto a los complementos alimenticios, los suplementos de magnesio y vitamina B2 han demostrado cierta eficacia en la prevención de la migraña. Aun así, se necesitan dosis elevadas y deben prescribirlos los neurólogos.

Finalmente, en el caso de la fitoterapia, hay estudios que señalan el posible efecto preventivo para las migrañas de dos principios activos: la petasita y el partenólido. Pero por ahora no se dispone de preparados herbales fiables para este fin.

Asimismo, hay ciertas técnicas mentales para aliviar el dolor que también pueden resultar de utilidad.

 

“La migraña se cura con el tiempo”. No es que se acabe resolviendo por sí misma, sino que por lo general, comienza a desaparecer sobre los 50 ó 65 años y es poco frecuente encontrar pacientes con estas cefaleas más allá de los 70 años. De hecho, algunas mujeres, las que tienen más influencia hormonal en sus ataques de migraña, suelen mejorar de forma importante tras la menopausia e incluso les puede llegar a desaparecer.

 

“El paracetamol es el medicamento más efectivo para el dolor de cabeza”. Cuando la cefalea es de tipo tensional, los analgésicos simples pueden ser suficientes. En la migraña, sin embargo, estos fármacos suelen ser poco efectivos. Así pues, los antinflamatorios son los más indicados en adultos cuando la migraña es moderada y los triptanes, cuando es grave.

 

“El sexo puede dar dolor de cabeza”

La conocidas como cefaleas inusuales se caracterizan por la aparición de dolor de cabeza a partir de un estímulo específico como puede ser toser, practicar ejercicio físico, mantener relaciones sexuales o comer helados o bebidas frías. Son casos menos frecuentes, pero que deben estudiarse con detenimiento para descartar que puedan tratase de cefaleas secundarias y, por tanto, debidos a una lesión o enfermedad.

 

¿Qué otros mitos o creencias habéis oído acerca del dolor de cabeza o la migraña?

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies