Consejos para evitar malas posturas

buena postura corporal en la oficina

Por lo general, tenemos un estilo de vida muy sedentario. Vamos en coche o transporte público de un lado para otro, prácticamente no andamos y, la mayoría, tenemos trabajos ‘de ordenador’ que nos hacen permanecer sentados unas ocho horas al día. Esto último, sobre todo, es lo que puede acabar pasándonos factura con la aparición de dolor físico, concretamente en la espalda. Por ello, hoy queremos compartir los consejos de los expertos de FisioServ, clínica de fisioterapia a domicilio, para adquirir una buena postura corporal en el trabajo.

 

  • La misma posición física durante horas puede producir molestias. De hecho, el origen de muchos dolores físicos se encuentra en los movimientos repetitivos y en una mala postura, por lo que se recomienda variar de posición durante la jornada laboral y visitar a un buen especialista en fisioterapia, en caso de que las molestias sigan manifestándose.

 

  • Al sentarse en la mesa de trabajo, el tronco debe quedar en posición vertical, los muslos en ángulo de 90º con el tronco y las piernas en 90º con los muslos, siendo preferible no cruzarlas, ya que este gesto comprime las venas y aumenta el riesgo de sufrir varices.

 

  • La espalda debe permanecer apoyada en el respaldo de la silla, trasladando el punto de apoyo a la espalda baja. No se recomienda sentarse al borde de la silla bajo ningún concepto.

 

  • Respecto a la posición frente al ordenador: tanto el teclado como el ratón del ordenador deben estar situados a la altura de los codos y el monitor, a la altura de la cabeza, ambos frente al usuario.

 

  • El estrés provoca molestias físicas. De hecho, está demostrado que el estrés es uno de los factores que aumenta el riesgo de padecer dolor de espalda, porque altera el estado de los nervios que controlan el funcionamiento de los músculos, facilitando así su contractura. Lo primero que se debe hacer ante esta situación es localizar cuál es el foco de estrés y, a partir de ahí, trazar unas pautas que nos ayuden a ponerle fin.

 

  • Desarrollar los músculos de la espalda: Lo mejor para el mantenimiento y desarrollo de los músculos de la espalda es realizar ejercicios aeróbicos y la natación, ya que estas prácticas ayudarán a evitar futuros dolores. Personalmente, añadiría el pilates, ya que ayuda enormemente a adquirir una buena postura y fortalecer los músculos profundos del abdomen y la espalda.

 

  • La actividad física es muy eficaz para paliar los dolores físicos, además contribuye a que nos encontremos mejor anímicamente, ya que al ejercitarnos generamos endorfinas, unas pequeñas proteínas que actúan como neurotransmisores de placer. ¡Cualquier deporte es válido!

 

  • La meditación es, sin duda, un buen conductor hacia el relax. Parar, observar y centrar todos los esfuerzos en el presente es una tarea que nos ayudará a tener una vida feliz. De esta manera evitaremos el estrés y, en consecuencia, los dolores musculares que acarrea.

 

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies