Cómo reducir el colesterol malo

dieta para reducir el colesterol

¿Sabéis cuánta gente cabe en el Camp Nou, el Bernabéu y Mestalla juntos? Pues nada más ni nada menos que 229.000 personas. Y ahora… ¿sabrías decir cuántos españoles se ven afectados al año por distintos eventos cardiovasculares? La respuesta es casi la misma. Solo hay que restarle 1.00o personas. Es decir, unos 228.000 españoles sufren un infarto, angina de pecho o ictus cada año.

Concretamente, según los últimos datos del Estudio RECALCAR de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en 2015 se dieron cerca de 108.000 infartos y anginas de pecho; mientras que hubo unos 120.000 ictus (infartos cerebrales), tal y como muestran los registros de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Como comentábamos, la suma de todos ellos (228.000) equivale aproximadamente a los aforos del Camp Nou (99.000), Bernabéu (81.000) y Mestalla (49.000) juntos. Unos datos, sin duda, muy alarmantes.

La cuestión es que diferentes estudios afirman que la hipercolesterolemia podría ser causa del 22% de todos los eventos coronarios y del 40% de los infartos cerebrales. Es decir, el colesterol alto sería el responsable de cerca de 72.000 eventos cardiovasculares al año en nuestro país, lo que superaría al aforo del Wanda Metropolitano (70.000), el nuevo estadio del Atlético de Madrid.

Por todo ello, la Fundación Española del Corazón (FEC) da este septiembre el pistolezado de salida al ‘Mes del Corazón’ poniendo especial énfasis en el insuficiente control de las cifras de colesterol en sangre, uno de los factores de riesgo más importantes de la enfermedad cardiovascular.

Para el doctor Carlos Macaya, presidente de la FEC, “resulta imprescindible la adopción de hábitos de vida saludables para mantener el colesterol a raya“. La buena noticia es que es cuestión de ir adquiriendo una actitud responsable para atajar el problema, ya que existen soluciones para controlarlo”.

Se calcula que el 50,5% de la población adulta española (23 millones de personas) tiene hipercolesterolemia, según datos del Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular de España (ENRICA), lo que se traduce en cifras de colesterol total por encima de 200 mg/dl . El análisis también indica que la hipercolesterolemia duplica el riesgo de padecer una cardiopatía isquémica (infarto o angina de pecho).

En este sentido, “la relación entre el colesterol en la sangre y el riesgo de eventos coronarios es gradual y continua, de forma que cuanto más alto es el colesterol, mayor es el riego y al contrario. Cuando se dice que tener el colesterol alto dobla el riesgo de eventos coronarios, se hace referencia al promedio de todas las hipercolesterolemias, las muy altas y las más cercanas a 200 mg/dl”, explica el doctor Fernando Rodríguez Artalejo, investigador de la Universidad Autónoma de Madrid y del CIBERESP, uno de los firmantes del Estudio ENRICA. Tal y como precisa el experto, “cuando el colesterol se eleva mucho, en algunas personas se puede llegar a doblar el riesgo de eventos coronarios”.

 

¿Quién sufre de colesterol alto?

De los 23 millones de españoles que tienen hipercolesterolemia, el 52,5% son mujeres frente al 48,4% de los hombres. Si atendemos a la edad, el colesterol alto afecta más a las mujeres de 65 años en adelante. Concretamente, el 77,6% de ellas lo sufre a partir de esa edad. En el caso de los hombres, son aquellos con edades comprendidas entre los 45 y los 64 años, los que tienen los niveles de colesterol más elevados; en concreto, el 67,2% de ellos tiene hipercolesterolemia.

Según este mismo estudio, Galicia, Canarias, Extremadura y Región de Murcia son las comunidades con los niveles de colesterol más altos. Al lado contrario de la balanza se sitúan País Vasco, Comunidad Foral de Navarra, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, las regiones con los niveles de colesterol más bajos.

 

¿Qué es el colesterol y qué tipos hay?

El colesterol es una molécula que se encuentra en las células y también circulando en la sangre. Es esencial para la vida porque forma parte de las membranas, es decir, de la cubierta de nuestras células. Sin embargo, la elevación de sus niveles en sangre aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, sobre todo un ataque al corazón.

Existen dos tipos de colesterol: el colesterol ‘malo’ (o también llamado LDL) y el colesterol ‘bueno’ (llamado HDL). El colesterol malo es el predominante en la sangre. Por eso, el colesterol total (CT) refleja, sobre todo, la cantidad de colesterol malo, que al elevarse, aumenta el riesgo de enfermar.

Por otro lado, “a cualquier nivel de colesterol malo, una elevación del HDL se asocia a cierta reducción del riesgo vascular”, explica el doctor Rodríguez. No obstante, tal y como asegura, el colesterol bueno no es muy útil para la prevención cardiovascular porque no tenemos buenos instrumentos, en especial fármacos, que eleven el colesterol bueno. En cambio, la dieta mediterránea, la actividad física y algunos medicamentos son muy eficaces reduciendo el colesterol malo y han demostrado disminuir la aparición de enfermedad cardiovascular”.

 

Causas y consecuencias de la hipercolesterolemia

El colesterol está alto (hipercolesterolemia) cuando es mayor de 200 mg/dl. Sin embargo, las personas que ya han padecido enfermedad cardiovascular o tienen alto riesgo cardiovascular por otros motivos (por ejemplo, son grandes fumadores o muy sedentarios) deben tener cifras mucho más bajas.

Las causas que llevan a que el colesterol se eleve varían de unas personas a otras. La hipercolesterolemia se puede heredar de los padres, pero aún en estas situaciones, seguir una dieta sana (como la mediterránea) hacer ejercicio físico a diario, y no fumar, mejora las cifras de colesterol”, indica el doctor Rodríguez.

 

Trucos para reducir el colesterol

Lo primero que debemos hacer es medir nuestros niveles de colesterol de vez en cuando; por ejemplo, una vez cada cinco años en la edad adulta, y si está elevado tomar medidas.

Pero, ¿hay trucos para reducir el colesterol? Sí hay medidas que lo mantienen a raya y son las que compartimos a continuación:

  • Tomar abundantes frutas y verduras, así como alimentos ricos en fibra, como las legumbres y panes integrales.
  • Reducir la carne roja y procesada (embutidos, salchichas, etc.) y los productos con mucho azúcar añadido (refrescos y bollería).
  • Usar aceites sanos, como el de oliva, o en su defecto de soja o maíz.
  • Reducir la cantidad de sal (la sal añadida en la mesa y en el cocinado) ayudará a disminuir el riesgo cardiovascular aunque no baje el colesterol.
  • Caminar a ritmo ligero (o adaptado a la capacidad de cada uno) durante, al menos, media hora cada día.

Si a pesar de seguir estas recomendaciones, el colesterol sigue elevado, “hay que acudir al médico para que valore si es necesario tomar medicamentos”, explica el doctor Macaya.

Desde Sanitum nos sumamos al #MesDelCorazon y os animamos a seguir estos consejos y a llevar una vida más sana para poder mantener controlados los niveles de colesterol y reducir el riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares.

 

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies