Mitos sobre cómo lavar el pelo

Como lavarse bien el cabelloPrimero fue el champú de caballo. No sé si lo recordaréis, pero hace unos años se habló mucho de los supuestos beneficios de lavarse el pelo con champú para caballos. Se decía que gracias a estos champús, el pelo crecía más rápido, caía menos y se conseguía dar más volumen y brillo al cabello. Fue tal el boom que incluso muchos supermercados y perfumerías empezaron a comercializar una versión para uso humano.

Los dermatólogos ya avisaron entonces de que se trataba de un champú más y que de ninguna manera los llamados champús para caballo podían evitar la caída del pelo ni acelerar su crecimiento.

Muy poco después llegó la moda del ‘no-poo’ y los dermatólogos volvieron a llevarse las manos a la cabeza y a alertar sobre los posibles riesgos de seguir esta tendencia del noshampoo (de ahí su nombre)Los defensores del método ‘no-poo’ opinan que se puede prescindir del champú y que es mejor lavar el pelo solo con agua, bicarbonato o vinagre. Dicen que de este modo se evitan las sustancias químicas de los champús convencionales y que el cabello produce menos grasa y, por tanto, el pelo se mantiene limpio durante más tiempo.

Pues bien, resulta que ahora lo último para conseguir una melena con más volumen y textura es… ¡lavarse el pelo con Coca-Cola! Sí, sí, tal cual. Y todo porque la actriz Suki Waterhouse ha dicho que este es su secreto para dar más cuerpo a su pelo lacio…

Aunque son muchas las bloggers de belleza que lo han probado (estos días quizás lo habéis visto en las redes sociales o en televisión), no creo que sea demasiado saludable (ni práctico ni apetecible) y por eso espero que sea otra moda pasajera más.

Como lavarse bien el pelo

Lo que no se puede negar es que cada poco surgen nuevas teorías sobre cómo hay que lavarse el pelo y que seguro seguirán apareciendo muchísimas más. Por eso, hoy analizamos algunas de las creencias o mitos que rodean la higiene del cabello.

  • Es mejor lavarse el pelo sin champú’. El champú es el encargado de eliminar la grasa que produce el cuero cabelludo y donde quedan atrapadas las células muertas, la suciedad y todos los cosméticos tipo espuma, gominas, lacas… Por este motivo, más allá de motivos estéticos, es importante eliminar periódicamente esta grasa porque pueden acumularse microorganismos y, por tanto, favorecer las infecciones. Uno de los principales motivos por los que los defensores del ‘no-poo’ no usan champú es para evitar las sustancias químicas que contienen los champús convencionales y que pueden irritar el cuero cabelludo e incluso producir alergia como son el alcohol, algunos conservantes como el kathon o las fragancias. Pero como vimos en el post Alérgenos en los productos cosméticos, estas sustancias no solo pueden estar presentes en los champús, sino en muchos de los productos que usamos para nuestra higiene diaria. Además, cuando el agua no es suficiente para eliminar la grasa del pelo y se recurre al bicarbonato o al vinagre, también se puede acabar irritando al cuero cabelludo. Es más, el uso continuado de bicarbonato puede incluso acabar decolorando el cabello.
  • Es malo lavarse el pelo cada día’. Personalmente, llevo muchos años lavándome el pelo a diario y no he notado que haya empeorado ni se haya vuelto más graso. Aunque reconozco que seguramente no sería necesario lavarlo cada día, para mí ya se ha convertido en un hábito y, como tengo el pelo muy liso, también me ayuda a conseguir un poco más de volumen. Lo que hago para no pasarme es usar poco champú y solo enjabonarlo una vez.  ¿Pero qué dicen los expertos? Los dermatólogos no recomiendan un número fijo de veces en los que hay que lavar el cabello, ya que es una cuestión muy personal y, además, depende de la cantidad de sebo (grasa) que produzca el cuero cabelludo de cada persona. Pero si el cabello se ensucia rápidamente, no hay problema en lavarlo con frecuencia. Eso sí, es muy importante que sea con un champú neutro o para uso frecuente y que no contengan las sustancias irritantes o alérgicas que comentábamos antes.
  • Lavarse mucho el pelo hace que se vuelva más graso‘. Aunque yo personalmente no lo he notado, sí es cierto que un lavado excesivo del cabello puede aumentar la producción de grasa. Sin embargo, no se puede afirmar lo contrario: no lavar en absoluto el cabello no va a hacer que no produzcamos nada de sebo. Por otra parte, si lo lavamos en exceso o utilizamos a diario champús más fuertes – como por ejemplo los champús anticaspa – puede que irritemos el cuero cabelludo y que haya más descamación (se nos ‘pele’ la piel) y picor.

También, debemos tener en cuenta que los componentes de los champús tan solo actúan en el tallo del cabello, no pueden llegar a la raíz del pelo, por lo que solo pueden conseguir una mejoría en aspectos estéticos, como por ejemplo, dar más brillo o volumen.

¿Qué os parecen este tipo de modas sobre cómo lavar el cabello? ¿Habéis probado nunca alguna?

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies