Cómo cuidar los oídos en verano

Otitis, infeccion de oido

Los chapuzones típicos del verano, las corrientes de aire o los cambios de presión pueden dañar nuestros oídos. Por esto, en esta época del año, es especialmente importante cuidar nuestra salud auditiva.

En el caso de los baños en mar y piscina, el chapuzón puede acabar en una otitis, si no se toman las precauciones necesarias. De hecho, se estima que 1 de cada 3 españoles sufre otitis en verano, convirtiéndose en una de las principales afecciones auditivas de esta época. De ahí que se la conozca como la otitis del bañista.

Solo recuerdo haber sufrido una vez otitis, de pequeña, y fue en verano. Se me curó a los pocos días, pero se trata de una dolorosa infección que se produce por la entrada de agua y la humedad prolongada en el conducto auditivo externo. Fue a partir de entonces cuando empecé a utilizar tapones para los oídos (es lo más efectivo para evitar la entrada de agua), pero dejé de usarlos a medida que me hacía mayor y ya no me pasaba el verano del mar a la piscina  😉 .

Para prevenir posibles otitits, desde GAES, el doctor Juan Royo recomienda mantener los oídos secos tras el baño y el uso de preparados en spray que secan la humedad del conducto auditivo y no dejan que se acumule el cerumen, así como el uso de tapones que se adapten bien a los oídos.

Tampoco el aire acondicionado le hace ningún bien a nuestros oídos, ya que reduce la humedad ambiental y produce un ambiente muy seco que irrita e inflama las vías respiratorias, que afecta a su vez a los conductos auditivos.

Respecto al calor, es muy importante mantenerse hidratado, ya que la deshidratación puede provocar acúfenos, el pitido o el zumbido que oímos a pesar de que no hay ningún estímulo externo que lo provoque. Por este motivo, desde GAES advierten de que hay que prestar una especial atención a los niños y las personas mayores, más propensos a padecer estas situaciones, y aumentar la ingesta de líquidos en los días más calurosos.

Si tenéis previsto coger vuelos en vuestras vacaciones, debéis saber que algunas personas son especialmente sensibles a los cambios de presión y, por ello, al viajar en avión y cambiar de altura se resienten sus oídos, pudiendo provocar molestias auditivas e incluso una pérdida de audición temporal.

Pero no solamente hay que tener precaución cuando se viaja en avión, sino también durante los trayectos en coche, sobre todo si padecéis alergias. El polen que entra en el coche, si bajamos las ventanillas, puede empeorar los síntomas alérgicos y afectar a nuestros oídos.

Finalmente, desde GAES Centros Auditivos, han preparado este decálogo con consejos para un verano sin sustos ni dolor de oído.

  1. Mantener los oídos limpios y secos tras cada baño.
  2. Asegurarse de que el agua de la piscina o la playa está limpia, ya que bañarse en aguas contaminadas puede causar infección de oído.
  3. Meterse en el agua poco a poco para que esta no entre bruscamente.
  4. Utilizar protectores a medida, ya que es el método más efectivo para que el agua no entre en los oídos.
  5. Durante los viajes en avión, evitar dormirse en el aterrizaje y el despegue. Se puede bostezar, mascar chicle o comer un caramelo para destaponar los oídos. En nuestro post Consejos para un vuelo saludable encontraréis más trucos para disfrutar del viaje sin que vuestra salud se resienta.
  6. Hay que tener especial cuidado con las corrientes de aire y aires acondicionados.
  7. En los conciertos, las ferias o las fiestas populares hay que evitar exponerse a ruidos fuertes y a corta distancia. En nuestro post Cómo afecta el ruido a nuestra salud os explicamos por qué es tan importante evitar el exceso de ruido.
  8. Beber agua frecuentemente para evitar sufrir los mareos y acúfenos provocados por la deshidratación.
  9. No introducir objetos en los oídos y, por tanto, evitar el uso de bastoncillos ya que pueden dificultar el sistema natural de limpieza que tiene el oído, provocando tapones. También os hablamos de los riesgos de los bastoncillos aquí.
  10. Ante el menor síntoma o molestia, hay que acudir al médico para que pueda tratar las infecciones de oído de manera precoz, evitando que se produzca un problema mayor.

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies