Conseguir una lactancia materna satisfactoria

lactancia materna

Lo cierto es que, sin ser madre, no me siento muy autorizada para hablaros sobre lactancia materna… Pero la verdad es que, en este baby boom que estoy viviendo gracias a mis amigas, me estoy dando cuenta de que realmente dar el pecho puede resultar una situación un tanto abrumadora para muchas mujeres.

Por eso, no quería dejar de compartir con vosotras las diez claves para una lactancia materna satisfactoria que nos dieron las matronas Carme Monge y Míriam Molina, de Angelini Farmacéutica, en el encuentro para periodistas que este laboratorio organizó para desterrar algunos falsos mitos sobre la lactancia materna.

Este es su decálogo para conseguir dar el pecho de forma exitosa. Espero que pueda resultaros de ayuda a todas las que estáis embarazadas, así como a quienes planeáis estarlo en los próximos meses.

1) Informarse sobre el manejo de la lactancia durante el embarazo. La mejor preparación para la lactancia es conocer cómo funciona la producción de leche y adquirir técnicas que faciliten luego el agarre del bebé y el vaciado del pecho. Además, saber reconocer las señales de hambre en el bebé es esencial para dotar a las madres de mayor confianza a la hora de cuidar al recién nacido.

2) Realizar piel-con-piel en el nacimiento y los primeros días. Tras el nacimiento, los bebés están en un estado de alerta importante las primeras dos horas. El contacto piel con piel en estos primeros minutos facilita que los instintos de búsqueda del pezón se pongan en marcha. Mantener esta práctica en los días sucesivos permite que madre y bebé se conozcan mejor, de manera que también beneficia el desarrollo de la lactancia.

3) Iniciar la lactancia de forma precoz. La lactancia iniciada en la primera hora tras el parto se beneficia de este estado de alerta de la puesta en marcha de los reflejos básicos de búsqueda del pezón y de succión de la mama por parte del bebé.

4) Evitar las interferencias hasta que la lactancia esté establecidaLa lactancia requiere un cierto aprendizaje por parte del bebé y es mejor prescindir de chupetes y tetinas durante las primeras semanas. La succión que el bebé debe hacer con un chupete o biberón difiere de la succión que realiza con el pecho. Por otro lado, los chupetes pueden disimular las señales precoces de hambre del bebé (es decir, despertarse, cabecear, sacar la lengua, etc.) limitando el acceso del bebé al pecho.

5) La lactancia debe ser a demanda. Esto implica dar el pecho sin mirar el reloj, es decir, sin controlar la frecuencia ni la duración de las tomas. El seno materno funciona bajo un sistema de ‘demanda-oferta': cuanto más se vacíe, más leche se producirá. El mejor sistema de vaciado del pecho es un bebé que lacte de manera frecuente tanto tiempo como necesite. Además, es importante dejar que sea el bebé quien acabe la toma, sin cambiarle de pecho antes de tiempo.

lactancia materna

6) Es fundamental descansar y cuidarse. Los primeros días tras el parto son días intensos en que la nueva familia debe conocerse y acomodarse. El cansancio tras el parto y los nuevos ritmos del bebé, que habitualmente duermen más de día y lactan más durante la noche, pueden hacer que estos primeros días sean más dificultosos para la madre. Es importante que la mamá se centre en aprender los signos y los ritmos de su bebé, en establecer la lactancia sin presiones y en cuidarse para recuperarse tras el parto.

7) Rodearse de un entorno positivo. El apoyo de familia y amigos es indispensable: en los primeros días la mejor ayuda llegará en forma de comentarios positivos respecto a la lactancia, manos que limpien, platos que ya lleguen cocinados y voluntarios que aligeren la carga de responsabilidades en el hogar. De esta manera, la madre puede centrarse en el recién nacido y en ella misma. De la misma forma, los grupos de lactancia en los que comunicar las experiencias positivas y negativas y en los que compartir los problemas que aparezcan con otras mujeres en situaciones similares son muy beneficiosos. El apoyo entre iguales puede convertirse en un gran aliado a lo largo de la crianza.

8) No hay que aguantar el dolor. Ni dar el pecho es doloroso ni las mujeres deben soportar ningún tipo de dolor por miedo a molestar. La presencia de cualquier molestia es un indicador de que algo no funciona como es debido y debe ser investigado de manera precoz. La principal causa de dolor en los primeros días es un agarre deficiente o poco profundo que acaba lesionando el pezón produciendo grietas y lesiones; además de impedir el vaciado correcto del pecho. El dolor durante la lactancia también puede ser indicativo de una obstrucción, una infección en la mama (mastitis) o de la presencia de frenillo corto en el bebé, entre otros.

9) Recurrir a los profesionales en lactancia. Debe realizarse un buen seguimiento de la evolución tras el parto de la madre, del bebé y de la lactancia. Para ello, es indispensable acudir a las citas con los distintos profesionales para que evalúen la salud de madre y bebé y ofrezcan soluciones a las dificultades en la lactancia, el dolor o la sensación de falta de leche. Las matronas son los profesionales que garantizan que cada mujer y cada recién nacido tengan acceso a la mejor atención e información posible antes, durante y después del embarazo y el parto, así como durante el posparto y todo el periodo de lactancia.

10) Apoyarse de los nuevos avances. Algunos estudios recientes han visto que la leche materna es rica en distintas bacterias, algunas de ellas con propiedades probióticas, como los lactobacilos, que tienen efectos beneficiosos para la salud. El uso de estos probióticos durante la lactancia según consejo profesional puede disminuir el dolor asociado a las disbiosis mamarias (presencia de irregularidades microbianas en la mama). Además, el uso de forma preventiva en mujeres que tienen factores de riesgo (haber recibido antibióticos durante el parto, por ejemplo) se ha asociado a una menor incidencia de mastitis durante la lactancia.

lactancia materna

A las que ya habéis sido madres, ¿qué os parecen estos consejos? Nos encantaría que pudierais compartir vuestras experiencias con la lactancia materna a través de los comentarios por si pueden ser de ayuda a las futuras mamás.

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies