Causas y tratamiento del bruxismo

Ferula bruxismo

Una de las mejores inversiones que he hecho en salud es, sin ninguna duda, las férulas de descarga que he utilizado a lo largo de estos últimos diez años.

Siempre he sido muy nerviosa y, la mayor parte del tiempo, me preocupo innecesariamente por todo. Aunque forme parte de mi personalidad, esto ha hecho que muchas veces haya sufrido de ansiedad y estrés cuando las circunstancias ni siquiera lo justificaban y, evidentemente, me ha traído algún que otro problema.

Diría que fue alrededor de los veinte años, que empecé a notar como se me rompían los incisivos centrales superiores e inferiores (y esto que el esmalte de los dientes es el material más duro del cuerpo humano). Eran trocitos minúsculos, pero me daba cuenta porque al pasar la lengua, raspaban. También cuando me levantaba por la mañana notaba que me dolían las mandíbulas.

Primero, no le di demasiada importancia. Pero cuando los trocitos minúsculos pasaron a ser trocitos pequeños (tipo arenilla), fui a mi dentista. El diagnóstico fue inmediato: bruxismo.

El bruxismo es un trastorno que se produce al rechinar los dientes (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro) o apretar los dientes (sujetar fuertemente los dientes superiores e inferiores). Normalmente las personas con bruxismo aprietan y/o rechinan los dientes sin ser conscientes de ello. En mi caso, al principio no me daba cuenta. Pero ahora algunas veces soy yo misma la que me fuerzo a relajar la mandíbula mientras trabajo porque noto que estoy tecleando el ordenador con los dientes apretados.

Esto puede suceder tanto durante el día (bruxismo diurno) como por la noche (bruxismo nocturno), aunque el bruxismo relacionado con el sueño suele ser el mayor problema, ya que es más difícil de controlar. Evidentemente, yo no soy consciente de que, nada más quedarme dormida, empiezo a apretar o rechinar los dientes. Pero lo cierto es que mi marido tiene que despertarme algunas veces (por suerte, cada vez menos), si me duermo en el sofá o en el coche (para ir a la cama me pongo siempre, siempre, siempre la férula de descarga o férula para bruxismo). Me despierta sobre todo para evitar que me haga daño, pero también porque se ve que el ruido que hacemos es bastante desagradable y da un poco de angustia.

Aunque las causas del bruxismo pueden ser muy diversas, el estrés parece ser el desencadenante en muchas personas. Creo que, como os comentaba antes, es mi caso, porque siempre he notado más molestias en épocas de mucho trabajo, nervios o preocupaciones. Otras causas pueden ser la incapacidad para relajarse, algunos hábitos de sueño, la dieta, la postura al dormir, la alineación de los dientes….

Además de el desgaste de los dientes (y de romperlos como yo), podéis estar sufriendo bruxismo si os levantáis con dolor o inflamación de la mandíbula, tenéis más sensibilidad dental (sensibilidad a los alimentos calientes, fríos o dulces), dolor de cabeza, dolor de oído… Aunque algunas personas aprietan sus dientes y nunca sienten síntomas. En todo caso, es muy importante acudir lo más rápido que podáis al odontólogo ante cualquier molestia o si sospecháis que podríais estar sufriendo bruxismo.

Si bien no suele ser un trastorno grave, lo cierto es que puede dar muchas molestias y tener consecuencias importantes a nivel de dientes, encías (favorece la recesión de las encías) y los músculos y las articulaciones de la masticación, lo que se conoce como trastorno de la articulación temporomandibular.

Debemos tener en cuenta que nuestros dientes no solo tienen mucha importancia a nivel funcional (para masticar los alimentos), sino que son también una de las partes de nuestro rostro que más captan la atención cuando hablamos, por lo que prestar atención a su cuidado y su estética debería ser igualmente importante. Además, debemos recordar que la salud bucal va más allá de la boca y puede afectar a la salud en general. Asimismo, cuanto mejor cuidemos nuestros dientes y encías, más tiempo vamos a poder preservar nuestra dentadura.

Entonces, ¿en qué consiste el tratamiento para el bruxismo? En mi caso, primero fue restablecer con empastes los trocitos de incisivos que había perdido. No os imaginéis tampoco algo muy exagerado, solo yo y quienes me conocían mucho (y se fijaban bien) notaban que se habían roto. Eran trocitos muy pequeños, pero lo suficientemente grandes como para afectar a la estética. Estos empastes se hacen con una pasta del color exacto de tus dientes, por lo que si se hacen bien, quedan totalmente imperceptibles. De verdad que no se notan para nada.

El problema es que estos empastes no duran para siempre… A mi se me han roto al menos unas cuatro veces… Ahora hace ya como tres años más o menos que no se me rompen (¡cruzo dedos para que siga así!), porque uso la férula dental para dormir sin excepciones y porque he intentado mejorar algunos hábitos que creo que han hecho que tanto la frecuencia como la intensidad de mi bruxismo haya disminuido.

En segundo lugar, lo más probable es que vuestro dentista os recomiende usar una férula o protector bucal.

Hay muchos tipos de férulas, pero en general están hechas de resina y las diseñan totalmente a tu medida. Por este motivo, suelen ser bastante costosas (alrededor de los 300 euros). Su función es proteger nuestra dentadura de la presión del rechinamiento y de apretar los dientes al dormir o en situaciones durante el día en las que sabemos (o sospechamos) que vamos a castañear los dientes.

Mi experiencia no puede ser mejor… Mi férula es transparente, encaja en los dientes superiores y es bastante aparatosa (es muy visible y no te permite hablar correctamente). Es decir, a nivel de estética es horrible. Además, con el paso del tiempo, inevitablemente acaba amarilleando. Pero no he vuelto a tener dolor en la mandíbula y, como os decía, ahora hace mucho que no me rompo ni los dientes ni los empastes.

Estoy tan acostumbrada a ponerme la férula dental por la noche que ahora no puedo dormir sin ella. Las veces que la he roto (sí, lamentablemente también se puede romper con el tiempo o si se te cae al suelo…), lo he pasado mal para conseguir descansar, volvieron los dolores al despertar y no veía el día en que me dieran mi nueva férula. Creo recordar que se necesitan unos tres días para poder ‘fabricar’ la férula (previamente el dentista tiene que tomar un molde de tu dentadura), aunque imagino que también dependerá de cada clínica dental. Yo ahora mismo estoy utilizando mi tercer protector dental y, a pesar de que se me rompió este verano, por suerte mi odontólogo pudo medio arreglarlo al no afectar ninguna zona de presión y seguir siendo efectivo para mi bruxismo. Sin embargo, la mayoría de las veces, cuando se rompe hay que hacer una férula nueva.

Otra ventaja que personalmente le encuentro a mi aparato dental es que, durante el día, noto la mandíbula mucho más relajada e inconscientemente la mayoría de las veces la mantengo en la posición en la que me obliga a estar el protector (con los dientes superiores e inferiores separados, sin tocarse).

Al principio puede costar un poco acostumbrarse a la férula. Pero de verdad que es algo que recomiendo 100%, porque para mí ha supuesto totalmente un antes y un después.

Un día también prepararé un post con preguntas frecuentes y de limpieza y mantenimiento de la férula, porque en mi caso esto último me generaba muchas dudas.

Evidentemente, se trata de mi experiencia personal. Pero en el tema de la salud, siempre hay que personalizar cada caso porque las causas, las necesidades o el tratamiento pueden variar muchísimo. Así que vuelvo a insistir en que, si sospecháis que os puede estar pasando algo parecido, acudáis a vuestro odontólogo y le deis todos los detalles para que pueda hacer un buen diagnóstico y ofreceros soluciones efectivas.

En mi caso, además de la férula, también he tratado de controlar mejor el estrés y la ansiedad, que sospecho que en mi caso es lo que me provoca el bruxismo. Personalmente, como os conté aquí, lo que mejor me ha ido ha sido el deporte, el yoga (aunque seáis escéptic@s, pensad que tan solo el hecho de respirar tan profundamente relaja muchísimo) y establecer unos hábitos de sueño más saludables.

Rosa Lecina

Periodista de salud, belleza y bienestar. Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite aprender cosas nuevas cada día y poder compartirlas con los demás. Desde Santium espero poder descubriros todo aquello que nos ayude a vivir una vida más sana. Podéis contactarme en: blogsanitum@gmail.com

You may also like...

7 Responses

  1. ana pita de la vega dice:

    Hola, soy fisioterapeuta y también hay tratamientos complementarios para todo el sufrimiento de la atm.

    • Rosa Lecina dice:

      Hola Ana, Muchas gracias por tu comentario.
      Nos parece muy interesante lo que nos comentas.
      Investigaremos sobre estos tratamientos complementarios y prepararemos un post.
      Un abrazo

  2. adrian dice:

    Saludos.
    Muy buenos consejos, los cuales tomaré en cuenta, ya que la ansiedad a mi parecer es lo que está afectando más con mi bruxismo.
    Me di cuenta porque se me parte la calza del diente al dormir y es muy frecuente.
    gracias

  3. Inés dice:

    Hola, sufro de bruxismo, y aunque uso ferula desde hace un año, aun rechino los dientes , porque amanezco con dolor de mandibula y veo que uno de mis dientes como q se rompio un pedacito muy pequeño, pero lo he notado; y no entiendo como sucedio si uso ferula por la noche, aunque veo que debo de rechinar muy fuerte por la noche, porque mi ferula la veo muy desgastada para tener 1 año, no se si eso es normal o cada año hay que cambiarla, espero tu respuesta. Gracias

    • Rosa Lecina dice:

      Hola Inés,
      Aunque yo no soy odontóloga, según mi experiencia, aunque a veces no seamos conscientes de ello, durante el día también podemos apretar los dientes… Yo noto dolor algunos días, cuando termino de trabajar. O hay días en los que me quedo dormida en el sofá y, al despertar, noto enseguida la presión en las mandíbulas. Respecto al hecho de cambiar la férula, es normal que la tengas desgastada, si aprietas mucho. Pero no deberías cambiarla, si no la has roto o sigue siendo eficaz. Lo que sí deberías hacer es ir a revisarla. En mi caso, mi dentista me la revisa 1 vez al año y le hace los ajustes necesarios. La mía debe tener, al menos, unos cinco años. También, si tienes un problema de bruxismo muy fuerte, pregúntale a tu dentista, si cree conveniente que combines dos férulas. Yo, desde hace unos meses, tengo dos férulas y las voy combinando a lo largo de la semana. Intentaré escribir un post pronto con mi experiencia y los comentarios de mi doctor. Espero haberte ayudado. Un beso,

  1. 05/12/2016

    […] realizar algunos ejercicios de respiración antes de irte a dormir, como recomienda Rosa Lecina en Sanitum. Te ayudará a crear un ambiente más adecuado para conciliar el sueño. También procura encontrar […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies